fbpx

CÓMO COLOCAR LOS MUEBLES EN UNA HABITACIÓN

Una habitación nos permite, según el área, distribuir los muebles de varias formas pero no todas ellas son las correctas. Los muebles que más necesitan estar bien ubicados son la cama y el escritorio pues es allí  en donde realizamos actividades de vital importancia: dormir y trabajar; son actividades que realizamos día a día y por ello deben brindarnos las condiciones adecuadas.

Para poder determinar las opciones que tenemos debemos basarnos en tres aspectos:

La luz

En la cama la luz debe ser indirecta para permitirnos descansar, así podremos tener las cortinas o stores semicerrados sin tener la luz directamente en el rostro. Si tenemos la ventana en la cabecera de la cama o la cama está debajo de la ventana, la luz ingresará directamente en la cabecera lo que nos impedirá descansar.

En el escritorio en cambio, la luz sí debe ingresar directamente por uno de los lados del mueble o por detrás del monitor de la computadora, es decir que el escritorio sí puede colocarse debajo de la ventana. Para trabajar, estudiar o leer sí necesitamos la luz cercana.  Lo que no debemos hacer es colocar el escritorio en un lugar oscuro o que el escritorio dé la espalda a la luz porque nos haremos sombra al trabajar o al utilizar la computadora.

El viento

En la cama el viento también debe ingresar en forma indirecta para evitar enfriarnos. La ventana y la puerta pueden y deben estar una frente a la otra pero la cama no debe estar en medio de ellas, la cama debe estar fuera de esa zona de circulación de aire para evitar enfriar la cabeza, la espalda y los pies. Aunque la ventana y las cortinas nos permiten regular el aire, al dormir no controlamos el aire que ingresa y el aire cambiar al pasar la noche. Al acostarnos podemos sentir calor y dejar abierta la ventana pero en la madrugada el viento es más frio y ya no lo estamos controlando.

En el escritorio el viento sí puede ingresar de forma directa porque tanto la ventana como las cortinas o stores pueden regularse para que ingrese la cantidad de aire que necesitamos mientras usamos el escritorio.

Las sensaciones

Las sensaciones que deseamos y necesitamos sentir mientras dormimos son la privacidad, la calma y la seguridad. El tener la cama fuera del área de la ventana y la puerta nos hace sentir más seguros porque evitamos que nos sorprendan al abrir la puerta. También nos da privacidad porque estamos más alejados de la visibilidad cuando entran o pasan por la habitación y por último, nos aleja del posible ruido que haya en el resto de la casa, lo que nos permite dormir con más calma.

En resumen, si queremos que nuestras horas de sueño nos permitan descansar bien, alejemos la cama de la puerta y de la ventana. Si queremos que nuestras horas de estudio o de trabajo sean eficientes, busquemos la luz.

Algunos ejemplos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on telegram
Share on whatsapp

Arq. Rocío Ramirez

CEO de Estudio RyR

¿Y si echas un ojo a estos otros?

Techos interiores en casas

Cada vez que entras a tu casa ¿sueles mirar el techo? Al no tomar en cuenta el techo estamos desaprovechando un área cuyo acabado influye en el cuarto.