fbpx

EFICIENCIA TRABAJANDO EN CASA

Necesitas un espacio adecuado de trabajo que te permita mejorar la concentración, la privacidad, la tranquilidad y la eficiencia. Ubica en tu hogar un lugar que puedas remodelar o convertir en un espacio de oficina. El nuevo espacio debe tener iluminación natural, debe tener medidas mínimas adecuadas y debe poder aislarse del resto de la casa ya sea porque está fuera de ella (en el jardín, por ejemplo) o dentro de ella. También debe ofrecer las condiciones necesarias de aislamiento acústico para evitar el ruido que proviene de la vivienda o alrededores.

Una vez seleccionado el espacio, puedes empezar con el proyecto de remodelación tomando en cuenta los requerimientos previos: iluminación, color, ventilación, sonido, olor, comodidad y organización.

Iluminación

Es importante la luz natural. Está demostrado que aumenta de forma considerable la productividad de quienes tienen una ventana que les proporciona luz natural directa.

Evita sombras

Para ello la ubicación del escritorio debe facilitar el ingreso hacia la mesa sobre la cual trabajarás. Para las personas diestras, la luz natural debe ingresar por el lado izquierdo del escritorio, así se evitan las sombras. En el caso de las personas zurdas debe ser en el sentido contrario.

La laptop o computadora debe estar del lado de la ventana o delante de ella, no al frente, pues la luz natural se dirigiría al monitor y generaría un mayor esfuerzo a los ojos para ver la pantalla. Para el uso de luz artificial puedes colocar un punto en el techo y una lámpara que ilumine la zona de trabajo. Las lámparas para el escritorio deben ser LED, de luz fría. Las luces LED, además de economizar energía, no se calientan y permiten trabajar con mejor temperatura ambiental.

Colores

Trata de no tener una oficina con colores monocromáticos. Podemos influenciar por medio de los colores el estado de ánimo de las personas. La idea es combinarlos de forma sutil, sin recargar, pues eso puede generar estrés.  Por ejemplo, el azul estimula el intelecto, el amarillo inspira creatividad y el verde aporta tranquilidad y equilibrio.

Los colores del espacio de trabajo tienen un impacto directo en los estados de ánimo y la productividad. Los colores brillantes y altamente saturados estimulan de forma más agresiva, mientras que los colores suaves y apagados generan calma. Si el ambiente no cuenta con buena iluminación natural o no es grande, es recomendable que el color en las paredes sea claro. De esta manera se ve el ambiente más amplio e iluminado y se puede combinar con toques del color que ayuden más al tipo de trabajo que realizas.

Si se utiliza el color blanco para pintar el ambiente, se puede optar por tener muebles o sillones de color para darle más de vida. La decoración como los cuadros o vinilos también pueden contrarrestar el blanco de las paredes. Se pueden utilizar imágenes inspiradoras o vinilos con imágenes de paisajes.

Temperatura

La temperatura debe de encontrarse en un punto intermedio. Mantén la temperatura entre 22 y 25º C, ya que es la temperatura que corresponde a confort ambiental. Las plantas deben tomarse en cuenta en el ambiente de oficina pues contribuyen a mantener una temperatura más fresca, relajan la vista y purifican el ambiente.

Ventilación

Evitar una zona de trabajo con poca ventilación y elementos que atraigan polvo y bacterias (cortinas y alfombras). Las cortinas, por ejemplo, son más cálidas y son aptas para las habitaciones, pero en la oficina lo más recomendable es instalar cortinas verticales o estores. Por otro lado, el tener una planta en la oficina aumenta la productividad y la atención, además de filtrar el aire para eliminar moho y bacterias generando así un ambiente saludable.

Sonido

El ruido afecta a la concentración, por lo que es recomendable no tener ventanas directas que den a otro ambiente de la vivienda además de instalar materiales acústicos en las paredes. Los tabiques de drywall con relleno en lana de vidrio son necesarios. Puertas y ventanas de PCV son muy útiles pues tienen una cámara de aire incorporada.

Otro punto es importante es la música. La música ayuda a la concentración siempre y cuando se controle volumen y se trate de música relajante para trabajos de concentración, intensa para trabajos de creatividad y con sonidos de agua, aves, mar, o viento en caso se desee lidiar con el estrés.

Olor

Los aromas pueden ayudar mucho a aumentar la productividad. El olor a plantas, flores, especias estimula los sentidos y es importante para que el cerebro se encuentre activo.

Organización y comodidad

Veamos ahora el tema de los muebles, de su distribución, medidas y tipos que existen. Un sillón ergonómico te ayuda a evitar las lesiones relacionadas con el trabajo. Tu silla debe estar a una altura que te permita tener los brazos en ángulo recto. Se debe ajustar la altura de tu silla para que la pantalla de tu ordenador esté a la altura de tus ojos. Lo ideal es tener los pies apoyados en el piso o en un reposa pies.

La altura del escritorio suele ser 75 cm y el monitor debería estar a la altura suficiente para que puedas verlo teniendo la espalda recta, no mirarlo hacia abajo ni hacia arriba. Si eres una persona alta, puedes tener la mesa del escritorio a una altura de 80 cm. En base a esa altura es que se dispone la altura del monitor y del sillón.

Es ideal tener un escritorio amplio que te permita tener a la mano todas tus herramientas de trabajo. Las medidas mínimas del escritorio suelen ser 1.2 m de largo y 50 cm de fondo. Estas medidas son mínimas y sirven para trabajar con una laptop, sin embargo, para usar una computadora fija se necesita de más espacio.

El escritorio adecuado debería medir 1.5 ml de largo y entre 60 y 70 cm de fondo para poder tener a la mano la computadora, laptop, tablet, celulares, hojas, calculadora, teléfono, impresora, agenda, etc. Se puede tener un mueble pequeño al lado para colocar los útiles que normalmente usamos pero que no deseamos tenerlos en la mesa en donde trabajamos.

Es necesario también tener a la mano los muebles que almacenan archivadores, hojas, cuadernos, libros y todo documento que necesites para trabajar. Deben estar además organizados con estanterías, cajones, módulos archivadores, entre otros. Puede ser un mueble bajo cerca al escritorio o un mueble alto sobre una de las paredes. Debe estar lo suficientemente cerca para evitar que tengas que levantarte a cada momento. Además, asegúrate de tener las herramientas, equipo y recursos necesarios, como son: impresora, escáner, hojas borrador, en blanco, cargadores, etc.

Es muy útil disponer de pizarras o paneles donde apuntar las ideas o las tareas programadas para el día. Las pizarras pueden ser acrílicas, de corcho, de vidrio templado o, en el mejor de los casos, un monitor interactivo que funciona como monitor y como pizarra.

Es ideal tener versatilidad en la distribución de los muebles. Sería muy útil tener un diseño de muebles pensado para poder cambiarlos de posición, es decir, girar de vez en cuando la distribución de muebles para hacer del ambiente algo versátil que nos brinde una imagen distinta cada cierto tiempo y así evitar la monotonía. Tener un espacio versátil y modificable estimula la imaginación y nos incentiva.

Privacidad e independencia

En caso de que tengas una oficina separada de los ambientes de la casa, toma en cuenta la posibilidad de recibir a otras personas por si es necesario realizar una pequeña reunión de trabajo en tu oficina. Para ello se necesita tener una puerta independiente. Al remodelar el ambiente que funcionará como oficina, debes pensar en la puerta de ingreso desde la calle con independencia de la casa.

En caso de que tengas la oficina dentro de casa y no puedas tener una puerta independiente, la puerta de ingreso a la oficina debe también ser acústica. Puede ser de madera contra placada rellena con lana de vidrio o puertas de PVC laminadas y con doble vidrio. Las ventanas y mamparas también pueden tener soluciones acústicas.

Trabajar en casa ofrece muchas ventajas:

• Ahorras mucho tiempo al día en transporte.

• Generas menos estrés.

• Aumenta la posibilidad de estar cerca de tus seres queridos.

• Te queda tiempo disponible para realizar alguna actividad que antes no tenías tiempo de hacer: deportes, lectura, etc.

• Cuidas tu salud y el medio ambiente. No contaminas tanto con el combustible del auto y respiras aire más fresco en casa.

Si bien es cierto que el trabajar en casa también tiene sus desventajas, son mínimas a comparación de lo que ganas permaneciendo más tiempo en ella. La asistencia a la empresa no debe perderse ni dejarse de lado, pero el trabajo sí puede organizarse para que no se tenga que ir todos los días. Hay mucho que se hace ya desde una computadora, solo es cuestión que sepas organizarte y organizar a quienes trabajan contigo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on telegram
Share on whatsapp

Arq. Rocío Ramirez

CEO de Estudio RyR

¿Y si echas un ojo a estos otros?

Techos interiores en casas

Cada vez que entras a tu casa ¿sueles mirar el techo? Al no tomar en cuenta el techo estamos desaprovechando un área cuyo acabado influye en el cuarto.