fbpx

REMODELACIÓN DE COCINAS: PROGRAMACIÓN Y PACIENCIA

¿Has pensado cuánto tiempo tomará remodelar tu cocina y qué debes hacer antes para evitar incomodidades? Cuando pides presupuestos para remodelar tu cocina te dicen: “un par de semanas y la tienes terminada”, pero eso no siempre es así. Dependiendo de los cambios que se realizarán y de los imprevistos que puedan surgir, se estipulan las fechas.

Si te dicen que la parte molesta de la remodelación (trabajos de albañilería, gasfitería o electricidad) durará una semana, calcula dos porque suelen haber imprevistos que se ven una vez que empiezan a hacer los trabajos: tuberías escondidas, columnas o vigas que no se ven a simple vista, por ejemplo.

Al momento de hacer el contrato para la remodelación tal vez pensaste: “una semana no me incomoda, puedo acomodarme en otro ambiente que funcione como cocina mientras pasa esa semana”, pero el ruido, el polvo, el tránsito del personal, todo pone a prueba tu paciencia  a tal punto que pasados tres días tus pensamientos cambian y la impaciencia toma la iniciativa y aparecen los reclamos: “¿Ya van a acabar? “Están llenando de polvo toda la casa”, “me dijeron siete días, van tres y aun no avanzan”, “necesitamos la cocina terminada, no podemos seguir gastando en comida de restaurante”, “voy a enloquecer con tanto ruido”.

Es comprensible la incomodidad, pero hay que evitarla para trabajar con tranquilidad y profesionalismo y para conseguirlo, la persona o empresa que se encargue de la remodelación debe presentarte un informe con la programación de obra, especificando los trabajos que se van a realizar y sus plazos. Si no te lo entregan, solicítalo y llévalo a un contrato que pueda contemplar inclusive la aplicación de descuentos por tardanza injustificada. Un contratista profesional no tendrá reparos en aceptarlo pues conoce su trabajo y sabe respetar sus contratos.

Toda obra de remodelación en una vivienda habitada es incómoda, eso hay que tenerlo muy claro antes de tomar la decisión de remodelar, sobre todo cuando se trata del ambiente de la cocina que es un espacio utilizado diariamente.

La remodelación de una cocina puede tomar un mes; adicionalmente pueda que a surjan imprevistos como: que encuentren tuberías atravesadas en el piso o tuberías de luz, vigas o columnas escondidas que dificultan y modifican el proceso. Si vas a remodelar tu cocina debes tener paciencia porque seguramente modificarán las fechas de entrega o los precios. Si te dicen que la obra tardará dos semanas, calcula el doble por si se diera el caso de algún imprevisto y guarda un presupuesto ello.

¿Cuál es el proceso de remodelación de una cocina?

Para que tengas una idea del proceso en la remodelación, te dejo una lista de los trabajos que suelen darse en este tipo de obra:

  • Desmontaje de muebles de cocina existentes: Es lo primero que hay que hacer. Puede tardar entre uno a dos días. Hay que definir el lugar en dónde se quedarán los muebles que van a desmontar. Puedes poner un aviso en las páginas de venta de muebles de segunda mano, puedes regalarlos, puedes contratar al mismo personal que hará la remodelación para que se los lleve o puedes contratar a una empresa que recoja desmonte. haga porque al limpiar se ven todos los posibles errores que no hayas visto durante la obra porque el polvo, los materiales y herramientas que estaban no permitían ver todo a detalle. Este es el momento de revisarlo todo antes de cancelar a tus proveedores.
  • Protección del área de trabajo, traslado de equipos y herramientas: Antes de dar inicio a los trabajos de albañilería, se debe proteger el área de trabajo, independizándola del resto de la casa para evitar llevar el polvo y el ruido a los ambientes contiguos. Más adelante te facilito tips para proteger de forma adecuada. Por otro lado, el personal llevará sus equipos y sus herramientas. Escoge un lugar en donde puedan dejar los equipos y herramientas para mantener el orden y luego no te dejen todo tirado en la obra. En un día pueden dejar toda el área protegida e independiente y al mismo tiempo dejar sus equipos y herramientas.
  • Trabajos de albañilería: desinstalación de mayólicas de pared, piso y mesas de concreto (si las hubiera). Aquí empieza el trabajo pesado. Dependiendo del tamaño de la cocina, el retirar las mayólicas de las paredes y piso puede tomar entre dos a cinco días, inclusive si tienes mesas de concreto que hay que demoler. Define también un espacio en donde dejar todo el desmonte que generen los trabajos de desinstalación o demolición, es decir, en dónde se quedarán las bolsas de desmonte. No las dejes fuera de la casa porque puede generar molestia en los vecinos.
  • Picado de paredes para cambios en puntos de luz, agua y desagüe: Una vez retirados los acabados, se verán las tuberías de luz, de agua y desagüe. Si hay modificaciones en las tuberías ( vas a cambiar la ubicación del lavadero por ejemplo) debes prever que de forma programada, el albañil cerrará las llaves de control de agua o la luz. Programa eso con tu contratista antes y así evitar que sus trabajos te generen problemas si tienes que usar agua o luz en esos momentos. Este tipo de trabajo puede tomar dos días. Se trata de picar las paredes y almacenar el desmonte generado.
  • Trabajos de gasfitería: instalación de nuevas tuberías: También puede tomar dos días instalar nuevas tuberías.
  • Tapar tuberías: Luego de instalar las nuevas tuberías hay que taparlas y dejar secar dos días para que selle bien el pegamento.
  • Trabajos eléctricos: Cableado. Puede tomar un día o dos, en caso hayan que instalarse nuevos puntos de luz, ya sea en los muebles, techos o paredes.
  • Nivelar paredes y piso: El picar las paredes, el piso o el techo para hacer nuevas tuberías deja las superficies desniveladas. Hay que nivelar y dejar secar la nivelación antes de empezar a enchapar nuevamente. Dependiendo del área del trabajo, esta partida puede tomar de tres a cinco días.
  • Nuevos enchapes y primera mano de pintura: Los trabajos de enchapes toman entre dos y siete días. En un día como mínimo, se enchapa el piso y las paredes, en otros dos pero hay que dejar secar al menos un día más antes de “fraguar”. La fragua es la mezcla que se pone en las uniones de mayólicas o porcelanato. El proceso debe ser: un día al menos para pegar las mayólicas y esperar un día antes de sellar las uniones entre ellas, es decir, la fragua. Resalto este punto porque suele suceder que los maestros de obra por intentar avanzar más rápido, enchapan las paredes y piso y el mismo día fraguan; no permitas que lo hagan así porque el pegamento tiene que secar al menos un día antes, debe expulsar la humedad. Si se sella el mismo día, la humedad se quedará dentro de las mayólicas y con el tiempo se irán soltando o verás manchas de humedad en las paredes.
  • Instalación de muebles: Los muebles pueden irse fabricando con anticipación. Lo recomendable es que una vez que hayan terminado los trabajos de albañilería, el fabricante de los muebles recién mida el área para dar inicio al trabajo de fabricación. Los muebles que vienen de fábrica listos, están sellados en sus bordes pero si son modificados en obra con herramientas manuales del carpintero, se pierden esos sellos y queda al descubierto el material de los muebles que no está protegido contra la humedad, por eso se sellan los muebles. Cuida que te instalen muebles que estén sellados en sus bordes. En lo que respecta al tiempo, la instalación de muebles puede tomar tres días. Si además hay un tablero de granito o de cuarzo, los instaladores del tablero miden los muebles una vez instalados para tener medidas exactas del tablero y fabricarlo. Después de instalar los muebles, pasarán unos tres días para que se pueda instalar el granito que toma un par de días de instalación.
  • Segunda mano de pintura: Un día adicional para que el pintor le dé la segunda mano cuando todos los acabados y muebles estén instalados.
  • Instalación de lámparas: Un día para la instalación de todas las luces del ambiente.
  • Tercera mano de pintura: Retoques de pintura al terminar con todos los trabajos. Igualmente toma un día.
  • Limpieza: El último día es para hacer la limpieza. Te recomiendo que lo realices tú mismo o solicites a una persona de tu confianza que lo haga porque al limpiar se ven todos los posibles errores que no hayas visto durante la obra porque el polvo, los materiales y herramientas que estaban no permitían ver todo a detalle. Este es el momento de revisarlo todo antes de cancelar a tus proveedores.

¿Sumamos? Aproximadamente un mes, pero no te olvides de la posibilidad que hayan imprevistos que puedan sumar una semana más. Antes de dar inicio a la remodelación y antes de dar ningún adelanto de dinero, asegura tu inversión tomando medidas sobre el contrato que realizarás.

Elaboración del contrato

  • Has un contrato firmado por ti y por el contratista en donde se estipulen las condiciones y características de la obra, con la copia de su DNI actualizado.
  • El contrato debe detallar todos los trabajos a realizar, los plazos de entrega, los precios de materiales, de mano de obra, de transporte y los impuestos. También debe incluirse descuentos por tardanzas injustificadas.
  • No entregues grandes sumas de dinero adelantado, lo mejor es pagar por avances. El contratista, sea un albañil o una empresa, deben presentarte una programación de obra con fechas por cada etapa de trabajo. Puedes entregar el adelanto de la etapa correspondiente y el saldo al finalizarla. Así puedes evaluar el trabajo a medida que avances y si te fallan, puedes cambiar de contratista sin arriesgar tanto dinero.
  • En el contrato debe figurar que los trabajadores estarán asegurados en caso de accidentes y que respetarán los protocolos tanto los de bioseguridad como los de seguridad de obras. Este tipo de seguro se llama SCTR. En este documento figuran los datos de todo el personal que ingresará a tu domicilio diariamente, con copias de DNI. Si el personal cambia tu contratista debe actualizar el seguro con el nuevo personal.

Ahora veamos las previsiones de la obra:

Tips para organizar una remodelación de manera adecuada

  • Retira todo lo que esté almacenado en los muebles antes de empezar con la obra y guardar en cajas lo que no vas a usar diariamente. No dejes ese trabajo a los maestros a no ser que hayas acordado con ellos que lo retiren.
  • Define cuál lavadero utilizarás mientras dure la obra. Trata de que sea el de la lavandería porque es más resistente para ese tipo de uso.
  • Mueve la cocina y la refrigeradora a un lugar que pueda funcionar durante ese mes. Habilita un espacio de cocina y para comer alejado del área de remodelación ya que el polvo y el ruido pueden contaminar el área de tu alimentación.
  • Cierra con plástico la zona de remodelación para evitar que el polvo y ruido perjudiquen al resto de la casa. También puedes incluir en el contrato con tu albañil o empresa la protección del área de trabajo. En realidad, quien debe ofrecértelo desde un inicio es quien te va a hacer el trabajo (el contratista) porque es su responsabilidad trabajar respetando las normas de higiene y seguridad.
  • Define un área de baño para el personal de obra que tenga ducha y vestidor. Este ambiente no debe ser utilizado por nadie más.
  • Si es posible que el recorrido del personal de obra hacia el ambiente a remodelar pueda cerrarse con plástico para que sea independiente del resto de la casa, mejor; es decir, si tienes un ingreso de servicio que vaya directo a la cocina, sepáralo del resto de la casa con plástico, así el personal de obra no se cruza con las personas que viven en tu casa. La idea es mantener la distancia por el tema del covid y por mantener tu intimidad.

Adicionalmente, hay normas que debes tomar en cuenta por tu seguridad y la de las personas que trabajarán en tu casa. Revisa este tema y asegúrate que el personal lo respete, así evitarás problemas posteriores.

Normas de seguridad y prevención de accidentes

Los elementos de seguridad exigidos para el personal de obra son muy importantes para evitar accidentes o multas, en caso seas visitado por el municipio.

  • Asegúrate que el personal use casco, guantes, zapatos de punta de acero, lentes, pantalón (no short), mascarilla especial para obra y protector de oídos.
  • Vigila que se cumplan los protocolos diariamente y ten la copia del seguro SCTR a la mano por si hubiese que utilizarlo en un accidente.
  • Ten un botiquín cerca y recomendaciones sobre primeros auxilios.

Normas con respecto a los vecinos

La incomodidad también puede ser tus vecinos. Lo mejor es avisarles con anticipación y pedir su comprensión, respetando sus derechos. Hay para este punto también normas que el municipio exige así sea una obra menor:

  • Si es una obra en donde no demolerás muros, ni techos, ni columnas y en donde no abrirás ventanas o puertas, no necesitas permiso municipal pero es recomendable avisar por medio de una carta dirigida al área de obras privadas del municipio, mencionando el tipo de trabajo, la fecha de inicio y finalización de obra.
  • Informar a tus vecinos con un documento (en donde firmen su recepción) que describa la obra que vas a realizar presentando un cuadro con fechas de inicio, culminación y tipo de trabajos.
  • El horario de trabajo permitido es de lunes a viernes de 8:00 am a 5:00 pm. Sábados hasta las 12:30 pm. Si vives en un edificio, los horarios están estipulados por la junta de propietarios.
  • No se puede dejar desmonte en la calle.
  • No se puede preparar materiales de construcción en la calle.
  • El personal de obra tiene que trabajar siempre con los implementos de seguridad y ahora además, cumplir con el protocolo de bioseguridad (mascarillas y distanciamiento social).
  • Es imprescindible que el personal trabaje con el cuidado necesario para evitar molestar a los vecinos o generar problemas en sus domicilios, como por ejemplo: romper tuberías o cables de sus casas, ensuciar sus paredes, derramar cemento en sus patios, entre otros. Cualquier daño que tu remodelación genere a los lotes vecinos, será de tu responsabilidad el repararlos.
  • Por último, si vas a demoler una pared, parte de un techo, abrir una puerta o ventana, ten en presente que son trabajos que obligatoriamente requieren tener un permiso municipal. Infórmate bien ANTES.

Si después de leer todo esto quieres desistir te doy una alternativa distinta que tal vez en tu caso pueda funcionar mejor: Tomarte unas vacaciones de un mes en otro lugar. Tal vez valga la pena mudarte un mes y supervisar tu obra yendo a ver los avances pero manteniendo tu tranquilidad en otro lugar. ¿En casa de tu mamá tal vez?

Si no te parece bien la idea porque te preocupa dejar tu casa sola o no tienes dónde mudarte por unas semanas (al menos mientras dura la etapa difícil del albañil) y no hay opción más que quedarte en casa, ¡no te desanimes! ¡Sí puede funcionar! Sólo planifica, prevé y ten paciencia; no son circunstancias cómodas pero vale la pena. Toda mejora requiere de un esfuerzo. La paciencia, la prevención y la organización, son la base del éxito.

En resumen, si:

  • Respetas las normas del municipio
  • Respetas las normas de seguridad y contra accidentes,
  • Respetas los derechos de tus vecinos
  • Estás informado y consciente del proceso de remodelación y sus plazos
  • Si has hecho un contrato responsable

Entonces evitarás enloquecer en la obra y más bien, sentirás tranquilidad y felicidad al ver el resultado final: ¡tu cocina nueva!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on telegram
Share on whatsapp

Arq. Rocío Ramirez

CEO de Estudio RyR

¿Y si echas un ojo a estos otros?

Si vives en una casa, tienes una mina de oro.

Los aires de tu casa representan un bien inmueble que puede resultarte muy lucrativo, te permite construir sobre ellos para poder vender o alquilar y así asegurar tu futuro y el de tu familia.

Parrillas en terrazas y azoteas

Si estás pensando en implementar una parrilla fija en tu terraza o azotea, toma en cuenta estos puntos importantes para que sepas cómo puedes implementarla.

Diseño de terrazas

Con un diseño bien elaborado puedes ver cómo va a quedar y evitas llevarte sorpresas después de haber invertido ya en la remodelación.